Producen biohidrógeno y biometano con subproductos orgánicos

 

AINIA centro tecnológico, en el marco del proyecto DIANA, está investigando nuevos procesos tecnológicos para lograr mayor eficiencia energética en la obtención, en una misma planta de biogás de biohidrógeno y biometano procedentes de subproductos orgánicos de la industria agroalimentaria, ricos en carbohidratos.

Los últimos avances de este proyecto, que se inició en 2011, han conseguido, aumentar la degradación de la materia orgánica, incrementar la generación de energía con mayor poder calórico, así como una mayor optimización del proceso que actualmente se utiliza.

En concreto se han centrado en la fermentación oscura, una variante de la digestión anaerobia tradicional, consiste en la obtención, a través de diferentes etapas, de biohidrógeno y biometano. En la digestión anaerobia tradicional la obtención energética se realiza en una sola fase.

 En la generación de biohidrógeno con fermentación oscura intervienen diferentes microrganismos

La generación de biohidrógeno a través de la fermentación oscura es un proceso complejo en el que intervienen diferentes microrganismos que crecen en ausencia de luz y que actúan de manera coordinada y secuencial, para descomponer la materia orgánica.

El biohidrógeno tiene 2,6 veces mayor poder calórico que el biometano, por lo que poder obtenerlo de forma aislada permite un aumento considerable de la eficiencia energética actual de las plantas de biogás.

La gran ventaja que presenta la aplicación de esta tecnología es que se podría aplicar sobre una gran variedad de residuos orgánicos agroalimentarios (sobrantes de frutas, verduras, carnes, pescados…), ya que la tecnología necesaria para aplicar este proceso a escala industrial, sería la que ya se está aplicando en las plantas de biogás actuales pero con algunas modificaciones.

Experiencia en biogás agroindustrial

Ante los resultados iniciales, AINIA estudia desarrollar un proyecto a escala preindustrial a medio plazo. Este centro lleva más de una década investigando y desarrollando innovaciones aplicadas en el campo del biogás agroindustrial. Entre otros proyectos desarrollados, destaca el asesoramiento tecnológico para la construcción de una de las primeras plantas de biogás agroindustrial de España en Requena, y el primer proyecto demostrativo sobre el uso del biometano como biocombustible en vehículos.

También el proyecto Integral-B, premio LIFE de la Unión Europea, proyecto de demostración de un modelo más sostenible de producción de biodiesel a partir de aceites vegetales usados, generando en la misma instalación biodiesel y biogás y valorizando así subproductos de la industria agroalimentaria y del canal HORECA (Hostelería, Restauración, Catering), actualmente infrautilizados.

Esta investigación ha sido desarrollada por AINIA centro tecnológico en el marco del proyecto DIANA, que cuenta con el respaldo del Instituto Valenciano de Competitividad EmpresariaI (IVACE), dentro de su programa de desarrollo estratégico, y por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Fuente: AINIA CENTRO TECNOLÓGICO

AGENCIA SINC